Nació en Berna::Tiene 54 años y es una señora multiforme, cambia en función del ser a seducir, a veces luce un cuerpo de proporciones ejemplares, perfectas, y a veces se disfraza de gorda gorda o flaca flaquita tan flaquita que casi desaparece... Flotando entre bulimia y anorexia tiene todos los perfiles posibles e imaginables y siempre mantiene este misterioso halo que le da una clase inconfundible y una sensualidad mágica... Aunque es parte de todas las invitaciones, desde los bautizos hasta las coronaciones de los reyes pasando por los cumpleaños de los plebeyos y algún que otro playboy relamido, nunca pierde la compostura, manteniendo siempre y orgullosamente su rol de reina de la fiesta y oscuro objeto del deseo de los hacedores de rayas y colores... Es omnipresente en todo tipo de cartón, cartas y señales y la vemos desde Victoria Station hasta las tapas del Bulli, nos persigue en los aeropuertos y en los libros nos recuerda que la frialdad solo existe en los corazones de los tontos... Nos enamora descaradamente, es irrespetuosa y vanidosa y solo acepta su propio carácter, se expande o se alarga hasta el infinito, se deja deformar a través de cualquier prisma, se deja raspar, maltratar, rayar, colorear, irrespetar y nunca deja de ser ella misma, puede pasar por las manos de un príncipe de la delicadeza o por las garras de una bestia peluda, aguanta desde el inmisericordioso sol de las Guajiras hasta las heladas ventiscas de Tulé... todo lo soporta, todo, hasta lo inverosímil, hasta viajar a la luna con Apolo en un cohete intergaláctico de estos que ya no se hacen y sabemos que su imagen acompaña los Voyager y esta llegando a la Heliopausa... Esta en todas partes y es imposible no amarla, no adorarla, no reverenciarla y no adularla... La amo y la deseo... Es mas que una diosa, es una ilusión...
No es necesario decirles a quien me estoy refiriendo... ¿cierto?

Acerca de una indomita letra::serge_herbiet::21/02/2011::barcelona

Al que sale le da el viento:: En las bibliotecas de la ciudad de Barcelona, la ciudad Condal, acostumbra la gente dejar libros para que cualquiera se los lleve.
Un amigo siempre alza con uno que otro en sus visitas semanales a la Biblioteca de Can Saladrigas, antigua fabrica de textiles situada en el barrio de Poblenou, cerca al mar.
Una vez yo mismo alce con un libro, en francés, titulado: La forme d'une ville de Julien Gracq. Este ejemplar, digo ejemplar porque todo libro remarcable es como una fiera indómita, tiene varias cosas a su favor.
La primera es que se trata de un libro, mal llamado de bolsillo, de 1985 y todavía con las hojas pegadas, es decir que nunca fueron refiladas ni por la editorial ni por su supuesto lector. (Para este fin se inventaron múltiples formas de cuchillos y hojas especializadas para tal efecto). Sigue virgen.
Otra cosa a su favor es que fue regalado y dedicado, en tinta verde, por "Haax" a alguien, supongo que mujer, pero solo es una suposición... La dedicatoria dice: Pour mieux connaitre la ville, ou, j'espere que tu passera beaucoup de temps... vaya, vaya... el o ella nunca lo abrió y por supuesto nunca lo leyo... y el libro termino de vagabundo entre El masaje japonés de Iona Teeguarden y 50 remedios naturales para aliviar el resfriado de Tracey Kelly en una mesa blanca del hall de una biblioteca municipal...
Supongo que no soy muy atrevido si deduzco que Haax le jalaba el alma a aquella supuesta doncella y que ella no reparo mucho en el y que si viajo a la ciudad francesa fue sin el y sin el libro que una alma caritativa puso al alcance de mi mano...
Empece a ojearlo y abrí, o mejor dicho rompí, el primer pliego y me puse a leer, que es lo que se suele hacer con un libro.
Resulta que Nantes es la ciudad retratada en La forme d'une ville y que yo era un recién llegado a Barcelona y que aquella ciudad francesa no era la ciudad que yo quería conocer en este momento así que, siendo lógico conmigo mismo, cerré el libro después de leer 2 páginas y aprender que, cito y traduzco: "La forma de una ciudad cambia mas rápidamente, lo sabemos, que el corazón de un mortal."
Como se nota que Julien Gracq no me conoció...

Comentario a una Marginalia::serge_herbiet::23/01/2011::barcelona

 

+ Lo espeso es espeso:: vale, vale... tienen razón... hay que escribir acerca de algo o sobre algo y tengo que reconocer que esto tiene cierta lógica, aun en mi mundo lleno de todo lo contrario... creo que mi tema puede ser la misma razón, la razón de ser de un diseñador y de porque no podemos, o debemos, ser intelectuales profundos sino mas bien todo lo contrario: debemos ser intelectuales superficiales, inmensamente superficiales y nuestra cultura debe ser infinita aunque de un solo milímetro de profundidad... la razón es muy simple, no existe creatividad si no existe conocimiento y todos nuestros mensajes van dirigidos a la parte mas superficial de nuestros lectores o visionadores o público o como quieran llamar a este mundo de peatones que nos ven en un instante tan infinitamente pequeño que muchas veces rozamos la invisibilidad y sin embargo penetramos estos delgados córtex ajenos y dejamos un mensaje, bueno o malo, pero le dejamos un mensaje, o una imagen, o una idea, o una inquietud, o logramos que simpatice con una causa o desprecie a otra... resultamos con un inaudito poder que generalmente ignoramos porque lo nuestro siempre es tan bien intencionado que resulta imposible que le hagamos daño a nadie diseñado una cartilla o una página Web llena de buenas intenciones... perdón, vuelvo al centro del tema... nuestra cultura debe ser delgada, porque este mar de un milímetro del que estamos hablando no puede ser espeso, porque lo espeso es espeso y quedaríamos atrapados cual mosca en sopa, pegados y sin poder despegar y volar libremente y la libertad es el vehiculo que le permite a nuestro oficio recorrer los recovecos de nuestros conocimientos para encontrar las imágenes y las palabras que nos van a permitir contar nuestras historias... en fin, en estas crónicas hablaremos de los mundos que he tenido la suerte de atravesar o generalmente mas bien de rosar, hablaremos de U&lc y de Tintín y de cosas que pasan y vemos todos los días y de porque un ordenador no es mas ni menos que un lápiz y de un ilustrador que no dibuja sino que cuenta sus imágenes y cuelga sus textos de las paredes de las galerías para que la gente lea sus ilustraciones y de lo ingenuo que somos cuando creemos que los clientes no tienen ni idea de lo que hacemos, ni de porque lo hacemos, ni de como lo hacemos y también hablaremos de lo duro que resulta para el ego darse cuenta que los otros casi siempre saben mas que uno... ¡los otros no deberían existir!... todo sería mas fácil... ¿o no?

la_columna_del_milímetro::lo_espeso_es_espeso::serge_herbiet::29/10/2010::barcelonareddiseniadores::sáb::18/12/2010::16:35::buenos_aires::arg


Carta a un editor en busca de un autor:: Estimada Red de Dise..., estimado Sebastián Mol... ante todo, felicitaciones por su convocatoria y su proyecto... escribir no es un pasatiempo, un pasatiempo es mirar la tele o andar refrescando el ojo por el litoral de alguna costa indómita, si es que queda una de ellas cerca de nosotros... no, escribir es una manera de escaparse hacia adentro de uno, pero con el supuesto apoyo de los demás, lo cual se agradece... escribir acerca del diseño tampoco es un pasatiempo, es una necesidad y es una manera de asomar la cabeza en medio de un temporal de agua, granizo, lluvia acida y dios sabe cuantas cosas mas... muchos dirán que escribir de diseño es una manera de divulgar el oficio, de defender la pureza de la línea recta y de alabar a Santa Helvética, que bien merece su canonización, y de condenar a los infiernos a Santo Comic Sans, que bien merece su condena, pero no, escribir de diseño es solo eso: escribir de diseño... esto me propongo y como el campo de acción es tan amplio les propongo reducirlo un poco, o mucho como se considere si se considera a 1 milímetro como algo muy reducido, lo que creo que es cierto en el campo del diseño, exceptuando el campo del diseño microbiótico, si es que existe y se puede tener en cuenta... ahora bien, ¿de cual milímetro estamos hablando?... hablamos del milímetros de espesor del mar de conocimientos que se necesita para aspirar a ser un buen diseñador, y con decir esto hablo de todas estas cosas que nos alimentan, no figuran en ningún libro de enseñaza diseñopedagógico y son el resultado de la evolución de la humanidad cuando se cruza con el quehacer de un peatón poco desprevenido y un tanto curioso... todo esto, todo este mar de conocimientos milimétricos, inmensamente superficial, el mar, e infinitamente amplios, los conocimientos, que se llama voyeurismo cultural u oficio, como se quiera llamar al asunto es el asunto sobre el cual quiero escribir... no hay tema de partida, no hay causas por defender ni viudas que proteger, solo habrán habladurías y textos en contravía, que generalmente son los que se necesitan para ver que hay detrás, o por debajo, de la sartén... Matisse, el gran Matisse se emocionaba cada vez que recogía flores en su jardín y se deprimía cada vez que las sembraba en un florero, no por ponerlas en un florero, sino porque se daba cuenta que la frescura del ramo se había ido al carajo y con ella el cuadro que se había imaginado que iba a pintar... solo la casualidad podía reparar la ofensa floral, a veces era olvidarse un rato de las flores y encontrarlas una hora después entrando a la estancia por otra puerta... otra vez solo necesitaba girar bruscamente el florero y la entropía arreglaba el asunto, ...si supiera la humanidad todo lo que le debe a la entropía... otras veces era la mucama quien se encargaba de arreglar el asunto y generalmente el florero y sus flores pasaban a decorar el salón, por si al señor Picasso le diera por venir de sorpresa a molestar la quietud del pintor... podemos hacer esto, podemos escribir desde la otra orilla... en fin... si les suena la idea me lo comentan... un cordial saludo, un abrazo y todas estas cosas que se dicen al terminar una carta... ah...no hay ejemplo adjunto...

carta_a_un_editor_en_busca_de_un_autor::serge_herbiet::14/10/2010::barcelona.

El Abismo:: Llevo una semana en negritud absoluta, en un espacio que no puedo determinar ni explicar, no sé si es un corredor o un salón gigante, no sé si estoy afuera o adentro de algo, solo sé que existe un piso o un suelo que no percibo ni como duro ni como blando, solo sé que esta allí, abajo, abajo de mi y que estoy posado sobre el, que camino, o mas bien me desplazo sobre el, no sé si voy hacia adelante o hacia atrás porque no tengo referente fuera de mi mismo con lo cual solo sé que me desplazo hacia el frente de mi mismo, pero no sé si hacia adelante o hacia atrás en este espacio que solo tiene arriba y abajo pero no tiene norte ni sur, ni este ni oeste, por lo menos no en mi ausente brújula, ni tampoco sé como llegue allí, solo sé que estoy en la mitad de la nada y no hace ni frío ni calor, ni se mueve el aire y ni siquiera sé si hay aire ni tampoco si respiro, no parece muy importante, no parece trascendental, estoy vivo, eso si lo sé también, algo sé, muy poco pero algo, intento pensar, es difícil, brumoso, esponjoso, raro, no tengo pensamientos pero si consciencia, pero... ¿consciencia de que?... parece que de muy poca cosa... pero soy real, ¿o no?...quien sabe, si yo no lo sé, ¿quien lo sabe?, extraño... extraña sensación, sensación de la nada... sensación de lo indescriptible... sensación de un placer indescriptible, un placer tan extraño que no se puede describir pero allí estoy y con los ojos bien abiertos, inútilmente abiertos o... no, quizás no sean inútilmente abiertos, porque con los ojos abiertos estoy vivo y con los ojos cerrados estoy muerto, con lo cual se me explica o aclara un poco mas el porque de esta mirada, a veces melancólica y a veces bucólica, de los ciegos... bueno, quizás yo no sea una persona, quizás soy un perro o un gato o algún bípedo no humano, pero no, soy humano, muy humano, tengo sentimientos, afectos, amores, pero... los perros también sienten todo esto, eso creo... no estoy muy seguro pero creo que si es así... pero no, seguro que no soy un perro, soy un ser humano, aunque no me entusiasme mucho la idea y no soy un recién nacido porque camino y los recién nacidos no caminan, por lo menos no con los pies... me muevo hacia algún lado, trato de ir en línea recta, dudo que sea muy regular mi trazado, mas bien me imagino que es sinuoso pero sigue un rumbo misterioso... yo lo controlo, mal, pero lo controlo, soy el amo de mi dirección y por ende de mi destino aunque no sea consciente de ello... consciencia otra vez... ausencia o escasez de consciencia mas bien... voy intentar acelerar el paso, lo acelero, ya voy trotando, acelero mas y mas y ya estoy corriendo pero, solo veo y siento mis piernas, o mis patas, moverse, nada alrededor de mi se mueve porque no veo nada moverse... o no hay nada o todo esta envuelto en la oscuridad mas densa que yo haya conocido, entonces no puedo saber si estoy corriendo o si me estoy desplazando siquiera, no hay aire que me reconforte o me enfríe o me moleste, no, no hay aire o si lo hay no se mueve o se mueve conmigo en la misma dirección... jodida situación... ¿envío un mensaje mental al aire?... ¿hay alguien?, ¿alguien esta allí?... no respondan todos juntos, no vayan a gritar, no se molesten, perdonen la osadía, disculpen... en fin... me siento muy pequeño... diminuto...

el_abismo::serge_herbiet::08/10/2010::barcelona...

 
 
 
Todo esto lo pública serge herbiet en sus ratos de ocio y a contra corriente de sus propios pensamientos. ¿o no?...